martes, 2 de agosto de 2011

Mensaje P. General de la Orden de la Merced en la conmemoración del encuentro de María con Pedro Nolasco en la noche del 01 al 02 de Agosto de 1218


“Mi vida por tu libertad...”

A los PP. Provinciales, Vicarios, Delegados

y demás religiosos de la Orden de la Merced

Muy estimado hermanos:

Gozo y paz en el Señor de la historia, en esta noche santa en que hacemos memoria gozosa de la descensión de Nuestra Santísima Madre para invitar a Pedro Nolasco a lanzarse al misericordioso gesto de visitar y redimir a los Hijos de Dios, cuya fe está amenazada.

Esta noche de vigilia, ofrece el marco adecuado para hacerlos partícipes de una bellísima noticia con la que el Señor nos está invitando a dar inicio a los festejos del 8º Centenario de nuestra amada Orden. Hace apenas unos días, he recibido una circular con Prot. 923-14/11, dirigida por del Sr. Cardenal Ángelo Amato, S.D.B., Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, donde me comunica que,“ la Causa de los Siervos de Dios Mariano Alcalá y 18 compañeros será presentada en la Sesión Ordinaria de los Cardenales y los Obispos del Dicasterio dentro del corriente año 2011”.

Qué preciosa provocación de Dios en la entrega de estos mercedarios, junto a quienes “especificamos nuestra consagración religiosa con el voto de redención en la línea del martirio, considerado por la Iglesia como un don eximio y la suprema prueba del amor; de esta forma aparecemos como signo de la entrega de Jesús que ha ofrecido su vida para redimirnos de toda esclavitud” (COM 22). Anhelo que seamos capaces de estar siempre “alegremente dispuestos a dar la vida”, asumiendo con valor el llamado cotidiano a la santidad con sello propio, con sello de redención.

Este regalo del cielo es ocasión para reunirnos, organizarnos, enfatizar el acento martirial de nuestro apostolado redentor, subrayar la preeminencia del 4º voto, llamado Voto de Redención 1 en nuestro estilo de vida, que se da a conocer con “un corazón de tierra con latidos de cielo” desde la Obra Redentora en nuestras comunidades. Los nuevos rostros de la opresión: niños en riesgo, migrantes y sin tierra, encarcelados, víctimas de la trata de personas, ámbitos educativos, ámbitos parroquiales, entre tantos más; nos reclaman presencia y golpean a nuestras puestas: no debemos ignorarlos. De nuestra respuesta personal y comunitaria, como vemos, el cielo está de testigo.

Ante el anuncio del Cardenal Amato, los invito a vigorizar nuestra oración, pidiendo que se manifieste la voluntad del Redentor, Mártir entre los mártires, y obtener el voto positivo en vistas a la próxima Beatificación.

En Nuestra Santísima Madre de la Merced, que nuevamente nos urge a ponernos de pie ante el dolor de la humanidad cautiva y perseguida, fiel a Jesús, los bendigo paternalmente. Dado el 1º de agosto del año del Señor de 2011, a 793 años de la fundación de nuestra Orden.

Fr. Pablo Bernardo Ordoñe, O. de M.

Maestro General


1. “Este voto, asumido como una promesa voluntaria, consciente y absoluta, es característico de nuestra Orden, inspira todos los actos de su obra redentora y cualifica el cumplimiento de su misión dentro de la Iglesia” (COM 15)

No hay comentarios: